domingo, 17 de junio de 2007

Aritmética grosera y aritmética de progreso


Tras más de dos semanas de negociaciones se formaron ayer los nuevos ayuntamientos.

El PP, que fue la lista más votada en 30 capitales de provincia, 19 de ellas con mayoría absoluta, podrá gobernar finalmente en 22, ocho menos que en la anterior legislatura. El resultado es paradójico porque aunque ha adelantado al PSOE en votos totales, perderá bastante poder municipal. Se explica porque en lugares donde ha perdido un solo concejal como Palma de Mallorca, Jaén o Toledo, eso le ha costado la mayoría absoluta y el poder; mientras que en lugares donde ha tenido avances significativos no ha ganado poder porque ya lo tenía, como Madrid o Murcia, o porque le ha faltado muy poco para lograrlo, como Córdoba.
En ocho capitales se quedará en la oposición habiéndose quedado a un solo concejal de la mayoría absoluta: Palma de Mallorca, Orense, Pontevedra, Logroño, Jaén, Córdoba, Cáceres y Toledo. También en Albacete, pero allí tuvo más votos el PSOE.

Sólo en Pamplona, Zamora, y Almería gobernará sin mayoría absoluta.

El PSOE que ganó en 16 capitales, 5 de ellas con mayoría absoluta, gobernará finalmente en 23. Le arrebata al PP Jaén, Palma de Mallorca, Cáceres, León, Toledo, Vitoria, Orense, Logroño, Soria y Las Palmas; y Tarragona a Convergencia y el Otro. Pierde Guadalajara y Cuenca que pasan al PP.

Gobernará sin haber sido la lista más votada en siete capitales, y el PAR lo hará en Teruel ( donde ha sido la tercera fuerza ) con apoyo de los socialistas.

A nivel autonómico, merced a pactos, subastas y cambios de cromos varios podríamos batir el récord de presidentes que no fueron los más votados. Además de Galicia, Cataluña y Cantabria; podrían prosperar pactos entre perdedores en Baleares, Navarra y ¡Oh sorpresa! Canarias. Podría haber un pacto que desplazase a un progresista. ¡ ¡Intolerable! López Aguilar ha montado lógicamente en cólera y ha declarado que los ciudadanos canarios pasarán factura a quienes desoyen sus mensajes y les ignoran, (...) Creen que los ciudadanos cuando votan son figurantes de una farsa y que, una vez que se ha producido la votación, lo que procede es archivar el resultado y proceder de nuevo al reparto de cargos y coches, como si eso fuera eso lo único que importa, no.

Ha clamado contra la aritmética grosera y democráticamente insensible, que le ha desplazado a él, un líder progresista, del poder. Porque la aritmética que permitió a Montilla y Pérez Touriño alcanzar la presidencia fue, como todo el mundo sabe, una aritmética de progreso, dialogante, sostenible y llena de talante. Es que los pactos son sólo legítimos si son contra la derecha.

¿ Se acordará López Aguilar del pacto que propuso Rajoy para que gobernase la lista más votada ?

2 comentarios:

Geshcann dijo...

Es de vergüenza el concepto de Democracia del PSOE... y cuidado, que ya se habla que podrían intentar la misma estrategia a nivel nacional, gobernar con sus aliados aún habiendo perdido las elecciones... Saludos y bienvenido al Anillo anti ZP¡¡¡

HartosdeZPorky dijo...

Una porquería de Ley es lo que hay. De todas formas me alegro por el ex ministrillo y a ver si así el PP aprende la lección: no ganaron las elecciones, las perdió el P$O€, quien curiosamente ha obtenido más poder. Curiosa forma de ganar y de perder...