miércoles, 11 de junio de 2014

Uber y taxis

Hoy los taxistas están en huelga. Tienen razón en que no es justo que ellos tengan que pagar altos impuestos y licencias para operar mientras otros pueden hacerles competencia sin pagarlos, pero se equivocan pidiendo la prohibicón de Uber y más regulaciones. La solución es ABOLIR las licencias de taxi y toda la regulación del sector. Abrirlo totalmente a la competencia y devolver el dinero de las licencias a los taxistas. ¿Quién saldría perdiendo con esto? Las administraciones que recaudan esos impuestos y luego malgastan el dinero. Saldrían ganando todos los consumidores, que tendrían una oferta mucho más amplia y precios mucho más competitivos. En países menos desarrollados tienen un transporte baratísimo y a cualquier hora se encuentra enseguida a alguien que le lleve a uno donde quiera por poco dinero. No tienen esta perversa regulación que perjudica al consumidor.


lunes, 11 de marzo de 2013

Lo que necesitamos son más empresas

La teoría marxista sigue ampliamente extendida. Después de discutir muchísimo en diferentes foros con gente que rechaza el capitalismo. Llego a la conclusión de que lo hacen porque entienden que las empresas explotan siempre a los trabajadores y quieren resolverlo dando más poder al Estado y a los sindicatos. Sin entender que éstos tienen una capacidad muy limitada para luchar contra las tendencias del mercado. Quien abole un mercado libre, crea un mercado negro. Si los salarios son demasiado bajos, lo que hace falta son más empresas. Si los precios son demasiado altos, lo que hace falta son más empresas. Ellos se oponen sistemáticamente a la empresa porque la ven como un agente explotador, sin entender que la creación de empresas tiene un doble efecto positivo: bajar los precios ( más vendedores compitiendo por los mismos consumidores) y subir los salarios (más empleadores compitiendo por los mismos empleables.
Los que abogan por dar más poder al Estado y los sindicatos para que fuercen subidas salariales, mayores indemnizaciones por despido o para que regulen limitando precios, están contribuyendo a conseguir lo contrario de lo que se proponen. No ven que lo que necesitamos son más empresas.

viernes, 11 de noviembre de 2011

¿Un país libre?

Esto ya no aguanta más. Es tarde ya para apaños y parches. Se requieren cambios drásticos. Demasiado ha durado este tinglado abyecto, esta partitocracia blindada por una justicia servil y por un sistema electoral a la medida. Los que producen no pueden seguir manteniendo tanto chiringuito improductivo. Cerremos de una vez las televisiones públicas; las diputaciones; los consejos comarcales y los cabildos insulares, el Senado¿qué farsa es esa de la representación territorial?; la Casa Real ... Reduzcamos el número de ayuntamientos y autonomías, con ocho habría suficientes. Liberemos la economía del control de sindicatos y políticos. Los que llevan 33 años construyendo este tinglado a su medida no lo van a derribar ahora. Es el momento de buscar otras alternativas:

lunes, 17 de octubre de 2011

Se tiene que descubrir empresarialmente

¿Qué debe enseñarse en las universidades? ¿En qué idioma? ¿Cuántos taxis debe haber para atender la demanda en Londres? ¿Cómo tienen que ser los teléfonos móviles que se produzcan? ¿Qué tipo de interés debe aplicarse en cada momento?

Nadie podría garantizarnos una respuesta concreta óptima a estas preguntas. Ningún burócrata ni científico tiene la información suficiente. Y aunque pudiese llegar a tenerla se quedaría desfasada inmediatamente al tiempo que cambian las circunstancias. La mejor manera de responder a cada una de estas preguntas es la misma: se tiene que descubrir empresarialmente.

El descubrimiento empresarial es un proceso dinámico en el que participan multitud de empresas compitiendo entre sí, aportando lo mejor de su creatividad, de sus recursos, de su experiencia y sabiduría para satisfacer al consumidor mejor que sus rivales. Algunas tienen éxito, otras fracasan, otras sacan al mercado un producto formidable pero al poco tiempo éste queda obsoleto superado por otro de la competencia. El proceso competitivo de descubrimiento empresarial nos ha dado los teléfonos inteligentes de última generación. Gracias a él cientos de millones de personas han podido beneficiarse del talento y la creatividad de Steve Jobs. Es un proceso imparable de adaptación e innovación en el que los consumidores participan comprando o dejándolo de hacer y así contibuyen a que prosperen los productos que por su calidad, su precio o su diseño, mejor se adapten a sus gustos. ¿Existirían los teléfonos móviles hoy si se hubiera encargado de su desarrollo algún ministerio cubano?


En otros ámbitos, sin embargo se renuncia a este proceso y se confía la resolución de los problemas a algún iluminado supuestamente muy sabio o se deja que una mayoría decida lo que es mejor para el colectivo, y le imponga a todos su solución, democracia. Se permite, por ejemplo, que Cándido Méndez o Toxo, decidan qué salarios son los correctos, que Trichet suba o baje los tipos de intervención del Banco Central cuando considere oportuno, porque se supone que tiene un conocimiento científico infalible que le permite saber en cada momento el precio óptimo. Permitimos también que un reducido grupo de burócratas determine qué debe estudiarse en los institutos, o a qué precio debe venderse el tabaco, o que una mayoría determine en qué idioma se debe estudiar en un sitio e imponga esa solución a todos.

En un proceso de descubrimiento empresarial el consumidor puede elegir entre una amplia gama de soluciones, en un proceso de determinación administrativa no tiene más remedio que tragar con lo que hay, le guste o no. En un caso la dinámica competitiva lleva a una perfeccionamiento continuo de los productos, y en otros como el mercado laboral español, la brutal rigidez imperante conduce a un estancamiento crónico.

No dejemos que Méndez, ni Rubalcaba nos solucionen los problemas. Ni ellos ni nadie conocen la respuesta. Es algo que se tiene que descubrir empresarialmente.
---

sábado, 5 de marzo de 2011

Las cortas patas del prohibicionismo

Los socialistas son puritanos y quieren el bien de la humanidad. Están contra el alcohol. Son secos. Reprochaban al zarismo su política de embrutecimiento del pueblo mediante el fomento de la embriaguez y la instauración del régimen de libertad absoluta que reinaba en el campo de la venta de vodka. Durante la guerra, el Estado había convertido en privilegio oficial la industria de la fabricación del famoso alcohol.


El triunfo de la Revolución instauró, naturalmente, en Rusia, el régimen seco. La fabricación y la venta de alcohol fue prohibida draconianamente. Se vio, sin embargo, que después de las restricciones no disminuyeron las borracheras. Al contrario: se veían como antes y presentaban un aspecto más lamentable, como si se emborracharan con algo más fulminante, más diabólico y más directo. En efecto: la prohibición había hecho surgir una serie de fábricas clandestinas de vodka, las cuales extraían el vodka de materias inferiores. Las fábricas fueron cerradas y los fabricantes encarcelados. Pero esto no disminuyó en absoluto el número de borracheras. Llegaron, los dominados por el vicio, encontrándose perseguidos, a fabricar el vodka ellos mismos y utilizando materias no ya inferiores, sino absurdas. Salió un vodka casero de efectos terribles, dinamita pura. El Estado se consideró incapaz de luchar contra el flagelo. Decidió abandonar.


Lo escribió Josep Pla en 1925, después de viajar varios meses por Rusia y otros muchos países europeos. Sus crónicas sobre esos viajes son realmente amenas e instructivas. Lenin había ya muerto y Trotski era una estrella emergente. La famosa Ley Seca de EE.UU llevaba ya seis años en vigor, pero no fue derogada hasta 1933.


La historia se repite una y otra vez sin que muchos aprendan nada. El prohibicionismo tiene las patas muy cortas. La oferta acaba siempre llegando a la demanda. Siempre aparece algún iluminado intentando erradicar el alcoholismo, las drogas o la prostitución mediante prohibiciones. Siempre fracasa. Las transacciones voluntarias continúan prodiciéndose. En la clandestinidad, abriendo paso a las mafias. Los Estados dilapidan una cantidad gigantesca de recursos persiguiendo a los traficantes pero en ningún caso logran detener el comercio. Luego no tienen medios ni tiempo para actuar contra los ladrones, que campan a sus anchas en países como España.


Dejen de causar daño queriendo proteger a los individuos de ellos mismos. No es posible organizar la sociedad mediante mandatos coactivos. El constructivismo racionalista, como explica Capella, es en realidad un romanticismo irracional.

---

domingo, 13 de febrero de 2011

Mubarak, es tu final

Homenaje a todos aquellos que se rebelan contra la tiranía en Egipto, Túnez, Cuba, Birmania o dondequiera.

Música del grupo barcelonés Silent Scream:


martes, 11 de enero de 2011

El despropósito de las "inversiones" públicas

"¿Por qué son de duración limitada? Muy fácil, porque se han creado para proyectos sin recurrencia, que una vez acabados no aseguran su sostenibilidad ya que no generan ingresos. Y, aunque los generaran, no lo harían en cuantía suficiente para recuperar la inversión, puesto que de ser proyectos rentables y sostenibles los hubiera acometido la iniciativa privada.

Todos los gastos de los gobiernos, por mucho que los llamen, engañosamente, inversiones, no son más que consumo de recursos. Nos lo enseña Reisman en su biblia "Capitalism". Son consumo de recursos por lo explicado en el párrafo anterior: no tienen vocación de recuperarse."


Es curioso hasta qué punto este reciente reportaje de Cuatro sobre “inversiones” públicas ruinosas viene a dar la razón a lo que escribía Ferhergon en 2009. Vean cómo han acabado esas inversiones que iban a crear mucho empleo e impulsar el crecimiento económico. Hemos malversado los recursos, los hemos dilapidado en infraestructuras que no generan ingresos, aunque políticamente quizá si fuesen rentables en su momento. AENA es el gestor aeronáutico más deficitario del mundo. Hay aeropuertos sin apenas actividad. Sólo 18 de los 48 que hay no son deficitarios. Hay estaciones de AVE que no usan ni 20 personas al día. Sólo China tiene más kilómetros de AVE que España, y sin embargo los pasajeros que lo usan en España son el 20% de los que lo hacen en Francia.


No se pierdan tampoco esta noticia sobre el primer vuelo en el aeropuerto de Lérida:


"El Airbus 320 de Vueling que ayer cubrió la nueva ruta entre Lleida y Barcelona tenía capacidad para 180 pasajeros. Solo 44 ocuparon sus asientos. Y de ellos, casi todos eran invitados del sector turístico leridano. Solo seis ocupantes pagaron billete y dos de ellos eran periodistas. Esta fue la escasa demanda de un vuelo de apenas 25 minutos con el que la aerolínea catalana espera rentabilizar su presencia en Alguaire, tras el fracaso de la ruta a París."


Y mientras en algunos sitios como el área metropolitana de Barcelona las autopistas y carreteras están colapsadas. El Estado tiene serios problemas para financiarse y estamos en riesgo inminente de quiebra. Las “inversiones” se han hecho siguiendo criterios de rentabilidad política y no económica. No donde había demanda, donde hacían falta, donde podían ser rentables, sino donde era políticamente oportuno. Es lo que pasa cuando se deja en manos de los políticos lo que debería decidir el mercado.

---

sábado, 11 de diciembre de 2010

¿Rebelión.org? No, La Vanguardia

AXEL WEBER: Neoliberal de piñón fijo. Presidente del Bundesbank y candidato a dirigir el BCE, manteniendo su "autonomía" al servicio de los mercados. Es un neoliberal de piñón fijo anclado en la austeridad para todos. "La confianza en las finanzas públicas no es ilimitada" y hay que abonarla con austeridad presupuestaria. Eso vale también para los países con superávit como Alemania, dice.

Rafael Poch en el suplemento Dinero de La Vanguardia. 5 de diciembre de 2010.

Así está el patio. En La Vanguardia de momento no se dedican a alabar a Chávez como en TV3 y El Periódico, pero ya veremos cómo acaban. El suplemento Dinero está prácticamente monopolizado por keynesianos impenitentes que sólo entrevistan a otros keynesianos. Llevan desde 2008 minusvalarando la crisis, aplaudiendo y pidiendo más planes de estímulo (iban a crear mucho empleo e impulsar la recuperación), vaticinando desde el principio la recuperación para el siguiente semestre. Ahora, por lo visto, descubren que el problema es el Bundesbank por pedir austeridad.

---

El discurso de Vargas Llosa

Rara vez tiene uno la oportunidad de escuchar a un Premio Nobel defendiendo los principios de la sociedad abierta, rechazando el populismo bananero, el nacionalismo y el colectivismo, y reivindicando a autores como Jean François Revel, Isaiah Berlin o Karl Popper. Más raramente aún un discurso como ése se pronuncia en castellano. Mario Vargas Llosa no nos defraudó en su discurso en Estocolmo. Habló de sus maestros en el arte de contar historias y recordó con nostalgia sus cinco años en la Barcelona de los años 70. Precisamente en Barcelona sus palabras han encontrado muchos detractores. La nacionalista Pilar Rahola le acusa de no entender nada: Vargas Llosa hace tiempo que no entiende nada de lo nuestro, y la mezcla que hace entre el nacionalismo defensivo catalán, arraigado en los ideales de libertad y democracia, y los nacionalismos de corte fascistoide que pueden darse en el planeta es tanto como mezclar la modernidad con la edad media.

Aquí pensamos que quien no entiende o no quiere entender nada es Pilar Rahola. No entiende que haya quien se resista a sacrificar su libertad individual en el altar del bien colectivo por muy democrático y defensivo que sea. Que haya quien no quiera subordinar sus proyectos personales al proyecto colectivo de la construcción nacional. Que haya quien se empeñe en defender políticas en función de su justicia o injusticia, independientemente de que sean apropiadas o no para alcanzar los fines colectivos. Que haya en definitiva individuos que rechacen una lealtad acrítica a los valores y las metas nacionales.

Vea aquí el discurso de Vargas Llosa.

---

lunes, 22 de noviembre de 2010

Debate de candidatos a la Generalitat

Fíjense si es tolerante Cataluña que pueden venir el señor Rivera y la señora Camacho a hablar en castellano a la televisión pública de Cataluña y no pasa nada. Lo dijo Artur Mas en un tono de reproche e indignación en el debate de candidatos de ayer domingo. Un debate donde se habló claro, con momentos vibrantes. Mucho más animado que los debates de otros años en los que Rivera no participaba. Éste le reprochó a Puigcercós sus palabras sobre Andalucía, le echó en cara a Mas el vídeo de las juventudes de CiU donde se acusa de robar a los españoles. Vaya con cuidado con eso de robar porque a lo mejor los que roban tienen carnet de su partido, le dijo. Y le citó algunos nombres propios de altos cargos de CiU investigados. Sorprendió a todos con un turno en castellano cuando todos llevaban rato hablando exclusivamente en catalán. Justo después hizo lo mismo Sánchez Camacho, no sabemos si porque lo tenía previsto o improvisando sobre la marcha. Nunca en TV3 habían hablado en castellano los candidatos y ayer hasta Montilla dijo tres palabras: ¡Opuesto, absolutamente opuesto!

Otro gran momento: Montilla insta insistentemente a Artur Mas a que aclare si aceptará los votos del PP para la investidura. Él garantiza que no los aceptará, aunque no sabemos de qué manera puede un candidato rechazar votos. Mas le responde que si tanto le preocupa que los votos del PP puedan ser decisivos, que facilite la investidura del partido más votado y así no hace falta que se pacte con el PP. Yo me comprometo a no pactar con nadie contra la candidatura más votada. ¿Se compromete usted a los mismo? Montilla tiene que salirse por la tangente.

Así estuvieron:

Joan Herrera nefasto en el fondo. Planteamientos irreales y demagogia anticapitalista. Repitió hasta la saciedad que quería más políticas sociales y menos recortes sociales. Contra las privatizaciones, contra las bajadas de impuestos, contra los de arriba que han generado la crisis. Acusando de querer segregar a la sociedad a los que pedían educación trilingüe para todos.

Camacho más valiente de lo que suele ser habitual en el PP. Pidiendo gestión privada en los aeropuertos y defendiendo la energía nuclear y sus instalaciones en Cataluña, pero elogiando el modelo de Estado de las autonomías y reivindicando políticas que sirvan para aumentar el consumo y el gasto social. Recuerden que usaba a Obama como referente político en la publicidad del PP.

Albert Rivera hábil, descarado, sin complejos y con las ideas claras. Pidiendo el cierre de los Consejos Comarcales y rechazando la creación de las Veguerías. Bastantes chiringuitos improductivos tenemos que costear para que los grandes partidos coloquen a su gente. Esto último no lo dijo él.

Mas, solvente hablando de economía. Con un programa bien orientado en esa materia. Consciente de cuáles son las medidas necesarias para retomar la senda de la productividad. Pero claramente colectivista en el terreno de la lengua y la cultura. No sabe o no quiere disimular su hostilidad hacia el castellano.

Montilla se prepara muy bien los debates y las entrevistas. Sus asesores hacen un buen trabajo. A pesar de lo mucho que se la ha criticado habla un catalán muy correcto, sin llegar a ser impecable como el de los demás candidatos. Rivera y Mas son más hábiles, versátiles e improvisan mejor, pero no es tan torpe como lo pitan. Su problema es que los resultados de su gobierno están a la vista de todos.

Es el mismo problema que tiene Puigcercós. Un gran parlamentario pero con la credibilidad de su partido por los suelos. Puso en aprietos a Mas y criticó convincentemente el modelo radial de las infraestructuras españolas y muy especialmente la gestión de AENA.

En conclusión Mas salió muy bien parado y Rivera estuvo sensacional. Muchos medios siguen silenciándolo pero poco a poco está haciendo llegar su discurso rebelde.

---

lunes, 1 de noviembre de 2010

La Red Social

Uno no hace 500 millones de amigos sin ganarse algunos enemigos. Un producto no consigue 500 millones de usuarios en poco tiempo sin ofrecer algo realmente satisfactorio para ellos. La radio tardó 38 años en llegar a 50 millones de personas. La televisión necesitó 13 para alcanzar la misma cifra. Internet lo consiguió en sólo cuatro. El iPod en 3. Facebook alcanzó los 50 millones de usuarios en dos años, y los 500 millones en seis. La Red Social nos cuenta la historia de la creación y la expansión de Facebook. Un hito del capitalismo global.



El rector de la Universidad de Harvard dice en la película que los alumnos de esa universidad prefieren inventar un puesto de trabajo que buscar un empleo. En otros sitios se subsidia a la gente para que no tengan que buscar un empleo. Mientras algunos profetizan el fin del trabajo, otros lanzan productos novedosos y con ellos satisfacen a los consumidores, crean riqueza y empleo.




Hace seis años vivíamos sin Facebook, ni Youtube, ni iPhone. No pensábamos que nos hiciesen falta y ahora para muchos son una herramienta fundamental. Es la creatividad empresarial la fuerza que hace prosperar al mundo. Hoy gracias a Facebook estamos mejor conectados con quienes queremos estarlo, podemos compartir vídeos, música e información con mucha facilidad a pesar de las distancias. Los creadores de esta red social se dieron cuenta de que la gente quería compartir información con sus conocidos y les dieron una herramienta para hacerlo. Como dice Jeffrey Tucker: "Facebook es el sitio web más popular de la historia. Ha conectado a la gente como nunca antes, permitiendo a una persona mantenerse al día de los tejemanejes de miles de otras personas en un tiempo récord. Es una gran contribución a la humanización y personalización de Internet y ha hecho posible que una gran variedad de causas e ideas encuentren expresión y audiencia."




El ser humano es un demandante incesante de nuevos bienes y servicios y mientras haya creatividad empresarial para descubrir y satisfacer las nuevas demandas, mientras haya libertad para que los emprendedores puedan actuar rápidamente y adaptarse a los cambios y mientras haya capital para financiar los proyectos, la humanidad seguirá prosperando:








---

sábado, 16 de octubre de 2010

El increíble candidato sin nada que ofrecer


Porque digo yo que alguien que tenga algún mérito en su haber, alguna cualidad que destacar, alguna idea que ofrecer, alguna virtud que exhibir... no hace una campaña tan vacía y ridícula, ¿o sí?
---

sábado, 9 de octubre de 2010

Sergio Ramos y Piqué

Todas las polémicas en torno al fútbol me parecen tan pueriles, tan repetitivas, tan estériles, tan cansinas, tan insustanciales, tan vilmente avivadas por los periodistas para vender unos cuantos periódicos más, tan rastreramente alimentadas por los mandamases de los clubes para congraciarse con sus hooligans que siempre procuro ignorarlas. Esta vez haré una excepción. Pensaba que la payasada de Sergio Ramos a cerca de las declaraciones de Piqué en catalán serían debidamente criticadas por la mayoría de medios y olvidadas a los pocos días. Una broma sin gracia de un chaval poco diplomático y ya está, pero leyendo a los comentaristas de esta noticia, he visto que son legión los que jalean a Ramos con argumentos de lo más burdos. Básicamente los argumentos son estos:

Es una falta de educación y de respeto emplear un idioma que desconocen la mayoría de los presentes.

Vale, a mí no se me ocurriría hablar en catalán a una audiencia que lo desconoce, pero Piqué se está dirigiendo realmente a los espectadores de TV3. Luego tradujo sus palabras al castellano.
Es normal que una televisión que emite en catalán, siempre que pueda, quiera emitir las declaraciones de los deportistas y los políticos también en catalán. ¿Si se hubiese dirigido en inglés o en francés a un medio extranjero se hubiese molestado tanto la gente? Seguro que no.
Aquí se escandaliza el gentío, no de que se imponga un idioma, ni de que se subvencione, se indignan por el mero hecho de que se hable.

Es que en un acto de la selección española debe hablarse en español.

Oiga ¿no es la selección de todos los españoles? ¿se es menos español por hablar en catalán o en vasco? ¿Es el catalán un idioma menos español que el castellano?¿No son españoles los catalanohablantes que se han dejado la piel para que ganara España? Que hable cada uno como le dé la gana y si no lo entienden es su problema. Así de sencilla es la regla de oro para la convivencia lingüística. El que quiera rotular en coreano o en persa que lo haga, él sabrá por qué lo hace y si no le entienden ya se apañará.

Es que como en Cataluña se ponen multas y se impone el catalán ...

Pues si nos oponemos a eso, en buena lógica deberíamos oponernos también a que se cuestione la libertad de Piqué de hablar como quiera con TV3. Es de todo punto incoherente indignarse por las coacciones contra los hablantes de una lengua en Cataluña y jalear por otra parte a quienes no toleran que se hable en otro idioma que ellos consideran inapropiado. Para muchos parece que la coacción es reprobable si se ejerce contra los hispanoablantes pero plausible si se ejerce contra otros.

Es que el catalán es un dialecto, es una lengua minoritaria, es que el andaluz...

Oiga, vuelva usted a secundaria y que le expliquen otra vez lo que es un dialecto. El derecho a expresarse como uno quiera es independiente del número de personas que hablen el mismo idioma. Y referirse al andaluz como si fuese un idioma diferente del español es una broma muy poco original.

Mucha intolerancia y mucho hooligan de garrafón, o sea...

---

domingo, 3 de octubre de 2010

Televisión suiza sobre despilfarros españoles

Para esto quieren los políticos controlar las cajas de ahorro. Para financiar sus proyectos faraónicos. Proyectos que supuestamente van a tener un efecto taumatúrgico sobre el desarrollo económico. Si luego es un fracaso, ya se le endosará la deuda al contribuyente de alguna manera, que para eso está:

El aeropuerto fantasma from Markus Böhnisch on Vimeo.

---

jueves, 30 de septiembre de 2010

Huelgas


Mucha gente sigue creyendo que se pueden imponer precios ajenos al mercado impunemente. Que si se hace la suficiente presión y se fuerza al gobierno, por ejemplo a decretar una subida de los salarios de un 15%, todo el mundo pasará a ganar un 15% más, y tan contentos. Quienes organizan y secundan huelgas como la de ayer creen que el modo de mejorar las condiciones laborales es la lucha, la coacción, hacer la suficiente presión para que la otra parte ceda. Una transacción se realiza libremente cuando las dos partes creen que salen ganando con el intercambio. Pretender forzar a la otra parte a unas condiciones que no le interesan es una estrategia condenada al fracaso. Si yo pretendo que mi empresa me pague un 15% más y ésta no cree que mi aportación a la empresa justifique ese salario, prescindirá de mis servicios y contratará a otro. Si el gobierno impide pagar un salario inferior, pero hay gente dispuesta a aceptarlo, la transacción podría hacerse en el mercado negro o la empresa podría instalarse en un lugar donde encontrase mano de obra más productiva. Pretender que el gobierno imponga unas condiciones laborales al margen de los intereses de las partes contratantes es tan absurdo como forzar al gobierno a fijar un precio máximo para el pan o como si los empresarios quisieran imponer salarios máximos.


Los salarios y las condiciones laborales mejoran debido a la competencia entre las empresas para hacerse con los servicios de los trabajadores más productivos. Por eso son mayores en Dinamarca que en Argentina, país con gran actividad sindical desde los tiempos de Perón. La inversión en capital de las empresas hace más productivos a los trabajadores. El requisito previo para que haya capital es que se ahorre. Un trabajador que lleve una máquina cosechadora puede producir mucho más que el que tenga que hacer la cosecha manualmente. Porque produce más la empresa podrá pagarle más o darle más días de vacaciones o reducirle la jornada. Esto sucede siempre que haya empresas compitiendo entre ellas. Si hubiese un único empleador como en Cuba, la empresa podría imponer salarios bajos.


Para lograr mejores condiciones laborales los sindicatos deberían procurar que hubiese cuantas más empresas mejor y que éstas dispusiesen de capital abundante para mejorar la productividad de los empleados. Justo lo contrario de lo que fomentan en España CC.OO y UG.T. No es de extrañar que tengamos en paro por las nubes y la productividad por los suelos.

---