sábado, 6 de octubre de 2007

Educación para la Progresía en TV3

No em ratllis es un programa que hace Julia Otero en TV3. Como todos sus programas, consiste en entrevistar a políticos y supuestos artistas e intelectuales mayormente progresistas. La única diferencia es que en éste el público son niños pequeños, de unos siete u ocho años, y éstos hacen preguntas a los invitados.

Cuando me enteré de que esta comunicadora haría un programa con niños, no tuve ninguna duda de que no tendría reparos ni escrúpulos para politizarlo vilmente. Las pocas veces que he soportado verlo he comprobado que así era. No puede sorprenderle a nadie. Siempre ha hecho lo mismo. En sus programas abundan los invitados de izquierdas que son adulados desvergonzadamente y viéndolo uno puede hacerse una idea de lo que pretenden hacer los socialistas con los niños. Para eso han creado Educación para la Ciudadanía. Para llenarles la cabeza de prejuicios, estupideces y falacias progres. No aprenderán mucho inglés ni tendrán buena ortografía, pero detestarán la economía de mercado y la globalización. No serán educados en el rigor y la búsqueda de la excelencia pero se les inculcará el relativismo ético.

Se trata de formar ciudadanos predispuestos a aceptar el control de la sociedad civil por parte del Gobierno y que vean como anómalas e ilegítimas otras políticas que no sean las abanderadas por los autoproclamados progresistas.

Piensan que los niños están para ser adoctrinados. Xavier Sardà no se ha molestado en disimularlo en el programa de Julia Otero. Primero ha defendido que todas las escuelas concertadas tienen que enseñar educación cívica. Si no, no pagaré impuestos. Y luego ha aconsejado a los niños ¡ No votéis a Acebes ! ¡ No votéis a Acebes ! A continuación, un fuerte y entusiasta aplauso del público infantil.

Ya que Sardà anuncia que no pagará impuestos si no se educa como él quiere, ¿ puedo yo dejar de financiar con mis impuestos a medios como TV3 ?

Vean el vídeo aquí

3 comentarios:

snipfer dijo...

Esto debe de ser eso que llaman la excepción catalana. Hay que joderse.

CLD dijo...

Este es el que llamó "hijo de puta" a Bush porque se rió de sí mismo bromeando acerca de su escaso éxito al encontrar las armas de destrucción masiva en Iraq. Claro, ni él ni la mayoría de los progres tienen verdadero sentido del humor para reírse de sí mismos. Eso sí, reírse y mofarse de los demás, se les da de maravilla. Eso sí, el grado de infantilismo de su público se acrecienta, literalmente. Menudo jeta.

El Cerrajero dijo...

Sardá no supo controlar su instinto pedófilo y por eso intentó j*der el cerebro de los niños.