miércoles, 16 de julio de 2008

Los catastrofistas tenían razón

Hace diez meses jugábamos la Champions League de las economías mundiales, y ahora, en palabras de Solbes, estamos en la crisis más compleja que se ha vivido.

Merece la pena recordar lo que nos decían hace solamente unos meses sobre nuestra envidiable economía:

Estamos en el mejor año económico de la etapa democrática.
José Luis Rodríguez Zapatero, 16 de mayo 2007.

Las cifras actuales de la economía son buenas pero las perspectivas son aún mejores. Algunos están agitando la incertidumbre y las crisis infundadas.
Mª Teresa Fernández de la Vega, 31 de agosto de 2007.

España juega en la Champions League de las economías mundiales(...) Es la que más partidos gana, la que más goles ha metido, y la menos goleada.
José Luis Rodríguez Zapatero, 11 de septiembre de 2007.

España puede afrontar estos momentos con una gran tranquilidad. Nada sería peor que adoptar medidas de choque.
Pedro Solbes, 10 de noviembre de 2007.

Pasados unos meses, no es posible seguir ocultando la verdad y salta a la vista que los agoreros, antipatriotas y catastrofistas que se inventaban crisis y alertaban sobre las dificultades que se cernían sobre nuestros bolsillos, tenían razón. Pedro Solbes lo ha reconocido hoy mismo:

[esta crisis económica] es posiblemente la más compleja que nunca hemos vivido.

Algunos datos, por si alguien, cree que Solbes exagera:

En un trimestre se han destruido más de trescientos mil puestos de trabajo.

El superávit presupuestario, se ha reducido a la mitad en los tres primeros meses del año.

En mayo, el IPC escaló hasta el 5,1 por 100, la peor cifra desde el ingreso de España en el euro.

La bolsa vivió la pasada semana el mayor desplome desde la creación del IBEX 35, y en lo que va de año los inversores han visto volatizarse casi un 30 por 100 de su riqueza.

Fadesa ha anunciado hace unos días, la mayor suspensión de pagos de la historia de España

Nuestro déficit exterior es el peor del mundo desarrollado y representa el 12,1% de nuestro PIB. Si España no estuviese en la unión monetaria, podría estimular las exportaciones devaluando la peseta y combatir la inflación con una política monetaria restrictiva. Ahora, eso no es posible .

Pero, lo peor de todo, nos tememos que está aún por llegar. A la luz de todos estos datos, veo que mi reciente artículo sobre el precio de los acciones españolas era demasiado optimista, y recomiendo más paciencia y prudencia.

---

1 comentario:

atroma dijo...

Solbes decía que la inflación era debida a las propinas de los bares. Acuérdese. Por tanto, tiene localizada parte de la compleja crisis.

También dice zapatero que somos la 8ª potencia mundial. No se sabe en qué. En economía somos la 15ª. En crecimiento económico la 19ª. En competitividad la 39ª. Tasa de inflación la más alta de Europa. Tasa de paro la segunda más alta. Y la tasa de temporalidad también la más alta. Que me lo expliquen…