martes, 14 de agosto de 2007

¿ Sobreoferta inmobiliaria ?

Publica El Confidencial hoy martes esta noticia firmada por Carlos Sánchez. Nos explican que Ruiz Gallardón autoriza la construcción de 180.000 viviendas en “ plena sobreoferta inmobiliaria “. Se trata de una cifra verdaderamente descomunal, nos cuentan, ya que en estos momentos hay " una crisis de sobreoferta en el mercado inmobiliario ".

Los precios de los pisos han subido en los últimos años nada menos que un 150%. Los analistas y supuestos expertos llevan desde el año 2.000 diciendo que el precio de la vivienda había tocado techo, que era una locura, que no podían subir más, que pronto iban a dejar de crecer y que estallaría la famosa burbuja inmobiliaria. Sin embargo desde ese año los pisos han subido a un ritmo de entre un 12 y un 15% anual. Después de tantos años de crecimiento desaforado, parece que finalmente ha llegado la tan anunciada desaceleración. En algunas zonas incluso los precios han bajado entre un 5 y un 10%. ¿ Significa eso que haya sobreoferta ? Significa que hay sobreoferta para el nivel de precios actual. A un nivel de precios más bajos dejaría de haberla porque habría más gente dispuesta a pagar los nuevos precios. No es que sobren las viviendas y sea absurdo construir más porque todo el mundo tiene satisfecha su necesidad de vivienda. Sino que los precios, debido a la intervención política, han alcanzado unos niveles estratosféricos y la gente ya no puede pagarlos, pero sigue demandando viviendas. Las necesidades de hogar de muchos españoles siguen insatisfechas. Es sabido que la dificultad de acceso a la vivienda es una de las principales preocupaciones de los españoles. Muchos tienen que hipotecarse 30, 40 o más años para poder pagar su vivienda. La mayoría no puede independizarse hasta cerca de los 30 por el mismo motivo. Los que optan por el alquiler tienen a su vez enormes dificultades.

En este contexto ¿ Es mala la supuesta sobreoferta ? Para algunos sí, desde luego, por ejemplo para especuladores y bancos, pero no para los que tratan de acceder a la vivienda.

En cualquier caso, el cometido de Gallardón no es equilibrar la oferta y la demanda de viviendas. Eso lo harán demandantes y ofertantes a través de los precios. Si los promotores creen que construir 180.000 viviendas más en Madrid es desequilibrar el mercado, que no lo hagan. Nadie les obliga a hacerlo. Afortunadamente hay pluralidad de promotores. Si hubiera un monopolista, seguramente restringiría la oferta para mantener los precios. Como dijo alguien, la base de un mercado sano es competencia, competencia y más competencia.

No hay nada más perjudicial para el conjunto de los consumidores que restringir la producción. Como sabía Henry Hazlitt nunca será solución reducir arbitrariamente la oferta, a pesar de que esto es lo que se ha tratado de hacer, en diferentes mercados, una y otra vez mediante las barreras aduaneras, la destrucción de la maquinaria, la quema de café y otros mil métodos restrictivos de la producción y del intercambio comercial. Esta es la insensata doctrina de pretender enriquecerse a través de la escasez.

Gallardón hace la correcto. ¡ Viva la sobreoferta !

4 comentarios:

snipfer dijo...

Aunque comparto lo que has expuesto es tu artículo, no estoy muy seguro de que la intención de Gallardón al autorizar esas viviendas sea la de bajar los precios.
Está claro que ante una sobreoferta de bienes, los empresarios deberán tratar de bajar sus precios para atraer a sus clientes, pero al contraro que una situación de poca oferta, la situación de sobreoferta no es tan estable.
Puede que sea una posible solución a corto plazo, pero si se quiere eliminar el problema de los elevados precios de la vivienda de una vez y para siempre, se debe anular al capacidad que tienen los políticos como Ruiz Gallardón para decidir donde y como se construye.

Nairu dijo...

En efecto.
Por cierto corrijo un pequeño error típico de agosto, aunque no por ello disculpable. Hoy es martes, no miércoles.

Peggy dijo...

Descubro tu blog por otros enlaces .A ver , Madrid , como una gran ciudad necesita del dinamismo de la construcción , eso lo sabe Gallardon , esta recalificando terrenos , pero no solo para aumentar la oferta , sino para atraer empresas , crear trabajo , movimiento de gentes ....El tema del mercado inmobiliario va por el alquiler .

Saludos

Odalric dijo...

La inflación en el precio de la vivienda se produce por la acción de los ayuntamientos que promueven la escasez de suelo, para así financiarse.
Es su propio petroleo...

El promotor, cuando vende una vivienda, repercute el precio del suelo del PROXIMO solar que comprarà para proseguir su actividad.
Como el suelo (actualmente) es finito hasta que lo recalifique el ayuntamiento de turno, el suelo a desarrollar por las promotoras aumenta de precio a medida que se agota.
Esto es lo que hae subir el precio de la vivienda y la maxima responsabilidad la tiene el intervencionismo público.

La medida de Gallardón intenta paliar esta tendéncia, aunque hasta que no se liberalice el suelo es dificil que realmente haya un cambio de modelo.